México puede sustituir exportaciones de EU a China

exportaciones-comercio-eu-mexico-notimex.jpg_114089499

Para el sector primario, la consultoría identificó 86 productos agropecuarios, que en suma representan para México una oportunidad de 218 millones de dólares.

México podría aprovecharse de las restricciones comerciales impuestas a Estado Unidos por China o por su amenaza, para mejorar su posicionamiento en ese mercado, destacó Luis de la Calle, director general de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera (CMM).

Actualmente, México es solo el 31 proveedor de China (0.6%). El potencial de crecimiento no es menor ya que las exportaciones de México a China sólo representa el 5.2% de lo que exporta Estados Unidos a ese país.

Según CMM, como resultado de los aranceles anunciados, México podría realizar exportaciones de Estados Unidos en China en al menos 465 productos por un monto total de 5.66 millones de dólares, la mayoría manufactureros.

Para el sector primario, la consultoría identificó 86 productos agropecuarios, que en suma representan para México una oportunidad de 218 millones de dólares.

La proveeduría de la economía china es mucho más diversa que la economía estadounidense, ya que Corea del Sur, el principal exportador a China, no alcanza ni el 10% de participación en el mercado chino, y los seis primeros proveedores apenas alcanzan, en conjunto, el 50 por ciento.

China se caracteriza por ser un importador de materias primas, por lo tanto, las oportunidades para México de sustituir productos estadounidenses en China son más limitadas que las de sustituir exportaciones chinas en Estados Unidos.

De manera paralela a la imposición de medidas arancelarias a Estados Unidos, China buscó diversificar su eficacia y limitar los efectos inflacionarios con la reducción de los precios de la nación más favorecida.

En un evento organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), De la Calle destacó que desde noviembre de 2018, China redujo su nivel promedio de la nación más favorecida de 9.8 a 7.5%, y es probable que China se reduzca más en los próximos meses, en parte como resultado de sus relaciones con Estados Unidos.

Fuente: El Economista