El Tequila gana adeptos en China… y lo que le falta

90-2

El destilado mexicano ha librado obstáculos para entrar al mercado chino, pero ya está por alcanzar el millón de litros de exportación.

El 20 de junio de 2013, una notificación de las autoridades sanitarias chinas eliminó los límites a la importación del tequila 100% agave procedente de México. A la autorización le siguieron campañas intensivas de promoción, por parte de la industria tequilera y del gobierno mexicano.

Actualmente, 18 empresas tienen presencia en ese mercado a través de 33 marcas. Las exportaciones superaron los 800,000 litros en noviembre del año pasado, un crecimiento significativo desde los 73,000 que se vendían en 2007, según cifras del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

No obstante, el crecimiento exponencial es menor que las expectativas que la industria tenía hace cuatro años: vender unos 10 millones de litros en 2018.

Si bien el tequila 51% de agave se vende desde hace más de una década, la variedad 100% agave ha tenido que librar barreras no arancelarias, como lograr el nivel de metanol permitido en China y la comprobación de que el tequila está libre de ftalatos (plásticos).

Las ventas podrían tener mayor impulso este año, pues la industria podría librar un obstáculo pendiente, el color caramelo del tequila. En septiembre de 2018, entregó al gobierno chino una solicitud para que apruebe el uso de caramelo como aditivo en el tequila, según un comunicado del CRT.

El tequila Chino

“Gran parte del éxito es por el interés del consumidor asiático en probar y adquirir productos occidentales. La tendencia actual es conocer diferentes culturas, educarse, forma parte de la globalización y apertura del mercado”, dice Ramón González, director general del CRT.

Entre sus principales consumidores están ejecutivos chinos, acostumbrados a beber para relajarse, y cada vez más jóvenes que han salido al extranjero. La ventaja es que los chinos están acostumbrados a bebidas con alta graduación alcohólica, dice Anahí Casillas, consultora agroalimentaria.

El consumo de tequila en China ha logrado superar el de otros países asiáticos, como el de Japón y Singapur, y podría llegar a ser el segundo importador a nivel mundial.

“Muchos consumidores están expuestos a un ritmo de vida de una ciudad internacional, como Shanghái, Beijing o Guangzhou, que se relacionan con extranjeros y tienen cierto poder adquisitivo para elaborar productos internacionales”, refiere Alba Avilés, representante del CRT en el mercado asiático.

Otra clave de su penetración en el mercado chino son las actividades de promoción. Según Avilés, se llevan a cabo seminarios educativos, capacitaciones a bartenders, además de la participación de empresas en exposiciones y ferias especializadas en bebidas.

Fuente: Expansión