Se violaría la OMC con tarifa a autos

90

En el marco de las negociaciones del TLCAN, EU propuso una nueva “píldora venenosa”: aumentar los aranceles comprometidos en OMC que aplica a la importación de automóviles, informaron fuentes al tanto.

León, Gto. Estados Unidos no puede rebasar los límites de los aranceles de Nación Más Favorecida (NMF) a la importación de autos que ha comprometido en la Organización Mundial de Comercio (OMC), destacó Luis Aguirre, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index). Actualmente, el máximo arancel que puede imponer Estados Unidos a la importación de automóviles es de 2.5% a los países con los que no tiene tratados de libre comercio.

En el marco de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Estados Unidos propuso una nueva “píldora venenosa”: aumentar los aranceles comprometidos en OMC que aplica a la importación de automóviles, informaron fuentes al tanto.

“En paralelo, el gobierno de México y el Index están tomando medidas para evitar que haya importaciones con prácticas desleales motivadas por las restricciones que se han dado recientemente entre diversos países, a la vez que a él le preocupan las medidas que pudiera instrumentar el gobierno del presidente Donald Trump argumentando razones de seguridad nacional”, dijo Aguirre en el marco del 4° Foro B2B en donde se concretaron 3,638 citas de negocio.

El principio NMF exige otorgar a los miembros de la OMC toda ventaja que se conceda a cualquier otro país, sea o no miembro de la OMC. El caso inverso no implica obligación alguna: un miembro de la OMC puede conceder una ventaja a otros miembros, sin tener que otorgar dicha ventaja a los países no miembros de la OMC. Los fabricantes de vehículos y partes de América del Norte apoyan el mantenimiento de las reglas de origen actuales, mientras que los grupos laborales buscan exigir un mayor porcentaje de contenido regional, que creen que reduciría la proporción de partes producidas en países no pertenecientes al TLCAN.

Algunos expertos sostienen que, si las reglas de origen aumentan en virtud del TLCAN, es posible que Estados Unidos no logren las consecuencias previstas. Dicen que cierta porción del comercio de vehículos de motor en América del Norte probablemente no sea capaz de cumplir con los nuevos requisitos y no sea elegible para los beneficios del TLCAN.

Fuente: El Economista